#InstagramPorn, sucedió el jueves 16…

Lo siento, a ti que estás leyendo esto, te pido perdón si te esperabas lo contrario, pero nada tiene que ver lo aquí relatado con el sexo. En este contexto de lo social y de la interactuación digital, utilizado a modo de hastag, lo pornográfico hace referencia al ferviente deseo, no necesariamente sexual.  Así que, precedido de anglicismos como “food” o “minimal”, por poner un par de ejemplos, nos encontraremos ante un movimiento, de fanáticos o no (casi siempre es que sí), de devoradores de información sobre temas culinarios o consumidores de ingentes imágenes con el minimalismo como hilo conductor.

Este jueves, en la Universidad Politécnica de Valencia, pero en Gandía, en su campus más al sur, lo que hubo fue una “Orgia Instagramera”. No sé si estará acuñado aun el hastag #InstagramPorn, si la respuesta es no, este es un buen momento para empezar a utilizarlo.

La temprana mesa redonda en torno a Instagram ya dejó entrever el ansia de exprimir a los ponentes. Entre ellos yo. Eva y Marta se quedaron con ganas de más, tienen tanto para contar…. Manel, pionero en esto de las comunidades, igual. Y es que el tiempo jugó en contra de la ronda de preguntas por lo que no fue una sorpresa que el vespertino Taller estuviera “sold out”.

En las dos anteriores ediciones del Comunica2 en las que tuve el placer de participar ya sucedió algo parecido, aunque el tema fuera otro. Entonces la cosa iba de fotografía, hoy se suponía que también, pero ya estaba decidido, ellos lo habían decidido, la cosa tenía que ir de Instagram.

“Fotografía para Dummies, todo lo que quisiste saber sobre fotografía móvil y nunca te atreviste a preguntar” ese era el título y la intención, pero, y la culpa fue nuestra por llegar tarde a la imprenta y no de nuestra madrina Gracia que la pobre ya hizo bastante con aguantarnos, en el cartel anunciador rezaba “Instagram, más y mejor”.

Y digo nuestra porque ahí nos hallábamos Javi Corral, amigo y compañero de viaje, y yo. El aula claramente por encima de su aforo, con la gente sentada por el suelo y un olor muy académico que me recordaba a las clases de matemáticas de cuando yo mismo era alumno de esta Universidad.

He de reconocer que las  fotos que nos había hecho Cristina nos hicieron venirnos un poco arriba. Creciditos como estábamos nos veíamos en disposición de ofrecer concierto eléctrico o acústico. Teníamos dos opciones, la fácil era pegar un golpe encima de la mesa y decir aquello de “Yo he venido aquí a hablar de mi libro”, optamos por la difícil.

Quizás Alberto tenía razón, gente había de sobra, y nos teníamos que haber instalado en el salón de actos. Aquello de estar en el escenario por encima del público es una cosa que me ha gustado siempre más bien poco, prefiero tenerlos al mismo nivel, me gusta verles las caras, el rollo unplugged siempre me ha ido más.

Así que a improvisar tocaba. Nueve minutos de prólogo, bajo titular facilón: “Diez Tips Básicos de Fotografía Móvil”, fueron suficientes para que la urna que habíamos mandado de viaje por la sala (por llamar de alguna forma a aquella caja de paquetes de folios) volviera a nuestras manos repleta de preguntas del respetable.

Lo que tiene el anonimato es que te hace perder la vergüenza. Así que, ahí amontonadas de su puño y letra se dieron cita decenas de preguntas sobre galerías, colores, estilos, publicidad, influencers, likes, followers, hastags,..… y esto no hacía más que confirmar el ferviente deseo de devorar toda información posible sobre Instagram que los ponentes pudiéramos ofrecer.

Y así lo fue durante una hora y tres cuartos, casi dos. No fue hasta que el walkie talkie de una de las chicas de la organización, la muy pilla había estado camuflada en tercera fila, la delató: “Hola, ¿acabáis ya o qué? Solo quedáis vosotros y el concierto tiene que empezar”. La sonrisa de toda la sala y los mofletes colorados de la susodicha fueron el antecesor de nuestro: “Y hasta aquí nuestro consultorio Instagramero, ha sido un placer. Para todo lo demás: ejota78@hotmail.com y squarefied@gmail.com.

El año que viene, si me invitan, si nos invitan, volveré, volveremos. En contra de lo que pudiera parecer la gente quiere saber y a Javi y a mí nos gusta contar. Nos encanta.

Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s